ONUSIDA pide a los países que eliminen las leyes discriminatorias y promulguen leyes que protejan a las personas contra la discriminación

Compartir

Fuente: Plataformalac.org

Las leyes discriminatorias llevan a las poblaciones clave fuera del alcance de los servicios sociales y de salud.

GINEBRA, 16 de mayo de 2019: antes del Día Internacional contra la Homofobia, Transfobia y Bifobia (IDAHOT por sus siglas en inglés), el 17 de mayo, ONUSIDA está pidiendo a todos los países que eliminen las leyes discriminatorias contra las personas lesbianas, gays, bisexuales, transexuales e intersexuales (LGBTI).

El estigma hacia las poblaciones clave (hombres homosexuales y otros hombres que tienen sexo con hombres, trabajadores sexuales, personas transgénero, personas que se inyectan drogas y presos y otras personas encarceladas) se ve reforzado por las leyes penales. Esto, a su vez, alimenta la violencia, la explotación y un clima de temor, lo que dificulta los esfuerzos para hacer que los servicios de VIH estén disponibles para las personas que los necesitan.

«Todos tenemos la obligación moral y legal de eliminar las leyes discriminatorias y promulgar leyes que protejan a las personas contra la discriminación», dijo Gunilla Carlsson, Directora Ejecutiva de ONUSIDA, a.i. “Para terminar con la epidemia de sida, las personas necesitan estar protegidas de cualquier daño. Necesitamos justicia e igualdad para todos ”.

Más de 65 países criminalizan las relaciones sexuales entre personas del mismo sexo, incluyendo al menos ocho que imponen la pena de muerte. A nivel mundial, los hombres homosexuales y otros hombres que tienen sexo con hombres tienen aproximadamente 28 veces más probabilidades de contraer el VIH que la población general y son mucho menos propensos a acceder a los servicios del VIH. En 2017, los hombres homosexuales y otros hombres que tienen sexo con hombres representaron el 18% de las nuevas infecciones por VIH en todo el mundo.

“Es de vital importancia que construyamos un mundo donde todas las personas puedan acceder a los servicios sociales y de salud que necesitan sin la amenaza de la violencia y la discriminación. La cobertura universal de salud significa llegar a todas las personas: las minorías sexuales y de género tienen el mismo derecho a la salud que todos los demás ”, dijo Tedros Adhanom Ghebreyesus, Director General de la Organización Mundial de la Salud.

Las personas transgénero, que representan aproximadamente el 0.1–1.1% de la población mundial, a menudo enfrentan el estigma, la discriminación y el rechazo social en sus hogares y comunidades. La discriminación, la violencia y la criminalización evitan que las personas transgénero accedan a los servicios de VIH que necesitan para mantenerse saludables. Se estima que las mujeres transgénero tienen 13 veces más probabilidades de contraer el VIH que otros adultos en edad reproductiva y que el 16.5% de las mujeres transgénero viven con el VIH.

“La justicia y la protección para todos son fundamentales para impulsar el progreso en la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible y los Objetivos de Desarrollo Sostenible. La promulgación y aplicación de leyes y políticas no discriminatorias, la derogación de leyes punitivas y el acceso a la justicia para todos son fundamentales para cumplir el compromiso de no dejar a nadie atrás «, dijo Achim Steiner, Administrador del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo.

ONUSIDA se une al Secretario General de las Naciones Unidas y al Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos para pedir la despenalización de las personas LGBTI y para que las personas LGBTI estén protegidas de la violencia y la discriminación y tengan pleno acceso a la salud y otros servicios sociales.

IDAHOT, una celebración mundial de la diversidad sexual y de género, se conmemora anualmente el 17 de mayo.