Minsa: Perú redujo la mortalidad por VIH/Sida en casi 40% en los últimos diez años

Compartir

Fuente: MINSA

Nota de Prensa

El Perú se ha convertido en uno de los países con mayor cobertura de tratamiento para las personas viviendo con VIH/Sida, logrando reducir la mortalidad en casi 40% en los últimos diez años. Este avance se debe al esfuerzo conjunto entre el Ministerio de Salud (Minsa), las agencias de cooperación internacional y la sociedad civil organizada.

El doctor Carlos Benites Villafane, director ejecutivo de la Dirección de Prevención y Control de VIH-SIDA, Enfermedades de Transmisión Sexual y Hepatitis del Minsa, manifestó que a la luz de los avances científicos, el VIH ya no es necesariamente una enfermedad mortal. “El Perú tiene una alta cobertura de tratamiento (80% de las personas viviendo con VIH), lo cual ha permitido reducir significativamente la mortalidad, así como las nuevas infecciones”, puntualizó.

Detalló que, en países como Chile, Argentina y Brasil, las nuevas infecciones por VIH tienen hoy una tendencia a incrementarse, todo lo contrario ocurre en el Perú, donde se ha reducido en un 17%, debido a las diversas estrategias preventivas y al acceso temprano al tratamiento antirretroviral de gran actividad (TAR), que se vienen impulsando desde el Ministerio de Salud.

Una medida de alto impacto que se promueve es el uso correcto del preservativo. “El Minsa implementa estrategias para hacer llegar preservativos, particularmente a poblaciones que tienen mayor riesgo. En el país, tenemos estrategias diferenciadas y focalizadas dirigidas hacia las poblaciones donde la incidencia es mayor”, refiere Benites.

Benites Villafane añadió que es indudable el impacto que ha tenido la pandemia sobre los servicios de prevención y atención del VIH, en especial sobre las estrategias que se venían implementando en los espacios comunitarios. “Sin embargo, se ha conseguido garantizar el acceso al tratamiento antirretroviral para las personas viviendo con VIH y se viene reactivando los servicios de atención diferenciada para las poblaciones en mayor riesgo”, anotó.